Publicado hace 5 meses

Un amor no correspondido

image

¿Por qué siento esto en mi corazón? Un sentimiento que me corta cual cristal, y deja una herida que simplemente no sana.  Lo peor llega cuando parece que a esa herida le cae sal a montones y yo no paro de llorar, ¿sabes cuándo los síntomas aparecen con mayor fuerza? Cada que te veo.

¿Es esto tristeza? No sé realmente. Pero aparentemente yo me lo busqué. Hay quienes me dicen que habértelo dicho me convirtió en una de las personas más valientes del universo, hay otras que dicen lo contrario, y que eso solo empeoraría las cosas. Yo creo que fue más como las segundas. Cuando te lo dije me encontré con un terrible miedo, a la expectativa, al que dirías, y afortunadamente no fue tan malo como supuse. Me armé de valor y te confesé mi profunda admiración. Mi corazón exaltado quería como salirse de mi cuerpo pero mi mente lo tranquilizaba con palabras de ánimo y consuelo: “¿Qué puede ser peor? ¿Qué se aleje de ti? Si apenas le conoces”. “Me gustas” te dije, y ese minuto que probablemente tardaste en reaccionar fue el peor que jamás hube sentido. Pero ahí estaba tu respuesta: “También siento algo por ti”. ¡Dios! Eso fue lo más lindo que jamás he sentido, pero no tanto como la “tristeza” que crece y crece en mi corazón día tras día, tras verte.

Dijiste que también sentías algo hacia mí, me lo probaste ese día mientras charlábamos, me diste la ilusión de hacerte mío. Con cada respuesta tuya, supuse que en el fondo sentías cierta excitación y alegría que te acercaba más y más a mí, supuse que te acercabas a lo que yo sentí en ese momento en que preguntaba acerca de ti, y reconocías que debías conocerme mejor, y entonces, probablemente, algo podría darse entre nosotros. “Más…”

Supuse mal.

Al día siguiente, cuando estaba más que dispuesto a verte otra vez, allí estabas, contento, riendo, con esa sonrisa que me mató desde el primer día que te vi. (¿Qué puede ser peor?) Venías directo hacia mí, ibas con un compañero, y entonces nuestras miradas se cruzaron, todo era perfecto hasta que el semblante de tu cara cambió, se tornó dura, y de pronto vi cierto atisbo de tristeza en tus pupilas. Supuse que algo andaba mal y todo fue más claro cuando te acercaste a mí, levantaste la mano y te despediste… (¿Qué se aleje de ti?) Estúpida mente, como odiaba que hubieras acertado de esa forma. En ese momento solo quise salir corriendo de aquel lugar, desee ser tragado por la tierra, atropellado por algún camión… simplemente desaparecer todo rastro de la noche anterior, de mis palabras cruzándose con las tuyas. El cristal comenzó entonces a cortar los nervios de mi corazón uno a uno. Te alejé, te asusté.

Ahora mismo no sé si sentirme mal por ti, por haberte asustado de tal forma, o por mí, porque usaste palabras tan encantadoras para hipnotizarme y después simplemente tirarlo todo por la borda. No sé si sentirme mal por haber sido tan estúpido y creer que el decirte que me gustabas cambiaría algo, o haría mejor mi situación, o sentirme mal por ti, por crear tal confusión en tu mente, realmente no sé cómo te sientas. Y es que no hemos hablado desde aquella noche, no hemos hablado absolutamente nada, no hemos cruzado palabra alguna, y yo, por más que me esfuerzo por hacerte sentir bien, no encuentro momento oportuno ni la fuerza interna necesaria para acercarme a ti, decirte que “todo fue broma”, que estaba jugando y que para nada quise hacerte sentir alejado de mí.

Mis amigos me dicen que el amor llegará en su momento, y yo, tonto, creí que así había sido. Que incertidumbre dejar algo como el amor al destino. ¿No crees? Me dicen que deje de buscarlo pero entonces en mi comienzan a aparecer preguntas, variables, ¿y si yo no lo busco pero él tampoco me busca—suponiendo que sigue la misma regla—acaso nos encontraremos? Cuando te vi, te reconocí, de mis sueños, pero entonces ¿Por qué te alejaste? ¿Es que no eres la persona para mí? ¿Es que acaso mi mente y corazón me siguen jugando bromas? ¡Y vaya bromas de mal gusto!

Anoche me di cuenta que, como todo niño, no sabes lo que quieres. Anoche me di cuenta mientras mi corazón combatía con el cristal del desamor y la sal de tu indiferencia que no pasarás de eso, un niño, al que dudas han llegado y cuyo miedo no permite, siquiera, intentar solucionarlas, poner tu cabeza en orden y lanzarte a la vida.

Anoche simplemente todo clarificó, tu indiferencia, por muy absurda y punzante que sea, solo es un aviso para que deje de pensarte, porque eso no es más que un símbolo de tu buen juicio, para protegerte, símbolo que debía interpretar como un “¡YA NO QUIERO NADA DE TI!”, y así poder continuar. Me di cuenta entonces que ese dolor eres tú, un dolor tan fuerte y “feo” que debo desaparecer para continuar en mi eterna búsqueda del amor. Aunque me he quedado sin las fuerzas necesarias para pelear.

Mi búsqueda del amor…

No dejaré nada al destino, no dejaré nada al tiempo… Yo seré el combatiente que luche por mi corazón. Por más que duela debo dejarte ir, solo así, entonces, comenzaré de nuevo.

Y ¿quién sabe? Probablemente mañana o pasado encuentre a alguien más, y ¿quién sabe? Tal vez sea un desamor más, pero ya se de antemano que el mundo no acabará allí, así como no acabó contigo.  Tal vez mañana encuentre a alguien y sea el indicado, no se…

Mi eterna búsqueda del amor…

El mundo… no acabó contigo…

¡Que sentimiento el amor, en mi alma, que quema tan fuerte como el sol! Tan simple y tan claro.

Publicado hace 11 meses

La belleza…

Hace poco mas de un mes que no escribo creo. La verdad es que no llevo la cuenta.

¿Por qué estoy aquí? Se preguntan.

Últimamente me he sentido particularmente triste, y, como ya sabrán, el motivo es que no tengo pareja sentimental, si, lo se, suena ridículo. O tal vez no tanto… no se.

No soy un tipo que busque relaciones de un día o de una noche como la gente común llama. No, yo quiero ir más allá de eso, quiero sentirme amado… más de una noche, claro.

Algo de lo que me dado cuenta es que los chicos, particularmente los chicos gays, o jóvenes adultos, como quieran llamarlos, se han dejado llevar por la imagen varonil, sexy y hermosa que la industría y aquella gran masa globalizadora han impuesto, de allí que la imagen favorita predominante sea la de un cuerpo musculoso.

¿Eso quiere decir que los hombres normales no tenemos oportunidad alguna?

La ropa deportiva predomina en ellos, ya que buscan definir una imagen lo más lejana posible a todo lo que signifique ser “viejo” (adulto, serio), esto solo los lleva a creer importante el prolongar su etapa “adolescente”, a conservar—y de pasó presumir—un cuerpo totalmente deseable, atractivo sexualmente. Incluso muchos adultos tratan de tener esa apariencia juvenil.

Como un ser humano más, homosexual, lleno de sueños y esperanzas, ver tales efectos en los demás solo me entristece más. No es que me considere feo, pero tampoco soy la belleza en toda su gloria, incluso me siento atraido por todos esos modelos de ropa interior, bellos, hermoso, atléticos. ¿Con todo esto, creen que tenga esperanza?

Jamás me he topado en la calle con algún chico gay (o grupo de gays) mal vestidos, o mal peinados, con un total desarreglo en su persona. Nada. Cuando viajo en metro, en la parte de atrás—obvio no siempre lo hago con fines de ligue—jamás me topó con tipos así, aunque tampoco hay modelos de ropa interior, o actores porno. Lo peor llega cuando ninguno de los presentes me mira siquiera, tal vez uno que otro, no se. La verdad es que cuando voy por la calle, simplemente me doy por vencido.

Por más que pienso en hacer ejercicio o comer saludable, aquello solo significaría que me doy por vencido ante los canones ya establecidos por la misma sociedad gay. Pero, entonces, si no lo hago ¿que esperanza tengo de encontrar al amor de mi vida?

No se.

Hasta hace poco, viniendo de la universidad a casa, en el trayecto, saqué mi tableta y me puse a escribir como quería que fuera el amor de mi vida… y llegué a la conclusión, de que no me importaba, mientras me amara… ¿es tan malo soñar?

Y de nuevo, me llega a la mente, que si deseo que aquella persona sea como sea, que llegue a mi, ¿ÉL pensará igual que yo? o si me ve en la calle ¿seré respulsivo para él por la imagen que tal vez espera de mi? Quiero creer que no todo mundo es así, que alguién me amará, no importa como luzca, o como ría, o que vista, si tengo dinero o no, al final, si soy GUAPO o no…

Chao u__u


De ahí la rola de TLC.. Unpretty, escúchenla…

Publicado hace 11 meses

Esta canción me llega al alma… :)

"UnPretty"

I wish I could tie you up in my shoes
Make you feel unpretty too
I was told I was beautiful
But what does that mean to you
Look into the mirror who’s inside there
The one with the long hair
Same old me again today (yeah)

My outsides look cool
My insides are blue
Everytime I think I’m through
It’s because of you
I’ve tried different ways
But it’s all the same
At the end of the day
I have myself to blame
I’m just trippin’

[Chorus:]
You can buy your hair if it won’t grow
You can fix your nose if he says so
You can buy all the make up
That M.A.C. can make
But if you can’t look inside you
Find out who am I too
Be in the position to make me feel
So damn unpretty
I’ll make you feel unpretty too

Never insecure until I met you
Now I’m bein’ stupid
I used to be so cute to me
Just a little bit skinny
Why do I look to all these things
To keep you happy
Maybe get rid of you
And then I’ll get back to me (hey)

My outsides look cool
My insides are blue
Everytime I think I’m through
It’s because of you
I’ve tried different ways
But it’s all the same
At the end of the day
I have myself to blame
I’m just trippin’

[Chorus]

[Chorus]

Oh oh oh oh oh
Oh oh oh oh oh (oh)
Oh oh oh oh oh
Oh oh oh oh oh (oh)

[Chorus]

[Chorus]
Publicado hace 11 meses

Si el amor de mi vida es como el… entonces seré feliz, jaja… pero si no, como sea, mientras me haga feliz y me ame… :)

Publicado hace 11 meses

¿Acaso algún día?

No sé….

Estar en un lugar público, lleno de gente bonita… de parejas, de amor, de chicos a veces me entristece…

A veces llegó a la universidad y me siento tan solo.

Veo, en los jardines, parejas acostadas, abrazándose, otras más jugando y riendo, otras más charlando de frente, mirándose con amor. Incluso me he topado con parejas de chicos, tomados de las manos, siendo ellos mismo sin temor… Y entonces es cuando me pregunto ¿alguna vez lo encontraré? al amor, digo.

En el salón, a pesar de mi edad, he hecho dos buenas compañeras, y con una de ellas me la pasó hablando de chicos, ella es algo como yo, solo que ella tiene novio, y obvio, llevará la delantera siempre por que es mujer, y es joven… Aún así, entre bromas, le digo siempre lo que más deseo, que es encontrar al amor de mi vida. Alguien alguna vez me dijo que la edad no importa, tal vez sea un chico, tal vez sea alguien mayor, tal vez sea de mi edad, no se… pero es que es desesperante… ¿acaso yo lo ahuyento?

No es que vaya por la calle buscándolo, no. Simplemente voy por allí, escuchando música, siendo yo de alguna manera.. o ¿será que es eso lo que hace falta? ¿Qué yo lo busque? ¿Qué vaya por la calle, sonriéndole a todo hombre? Eso a veces me resulta aterrador, y es que, obviamente no todo hombre en la calle es gay…

Ayer por la tarde, en la combi rumbo a la escuela, me tope con una parejita. Un chico de unos veinte y tantos, y un tipo de unos treinta y tantos, obviamente era más grande que incluso yo. El joven iba recargado en el hombro del mayor, y se durmió poco a poco, después lo hizo el otro, agarrados de la mano… Me dije entonces que no importaba como fuera él, mi amor, la persona para mi, mientras me quisiera como soy, mientras no temiera tomarme de la mano en la calle, mientras me amará sin importar las circunstancias. Obviamente había gente que los miraba con deprecio, incluso una señora se bajo con su pequeño hijo, supuse que no quería que su pequeño creciera sabiendo tales barbaridades… y me entristeció. Pero a ellos no les importó, seguían tomados de la mano, y entonces lo desee con todo mi corazón.

El profesor nos comentó algo que me encantó, y va algo así: “La telepatía esta comprobada científicamente (lo se, suena ridículo), como ejemplo, les digo que cuando nos peleamos con nuestro amigo, vamos entrando al campus, pensando una y otra vez en la situación que hizo que nos peleáramos, sin mirar a nadie, ensimismado en el asunto… cuando de pronto, nuestro amigo sale de la esquina, en dirección contraria, y entonces, tratando de resolver algo, simplemente nos damos la mano”… Bastante largo, creo. Pero me hizo pensar que si esa situación—en la que ambos amigos piensan en la misma situación, y de pronto se encuentran por la sincronía de sus mentes o de sus pensamientos—se aplicara a mi. ¿Qué pasaría?

¿Qué pasaría si yo voy por la calle pensando en que me lo toparé en cualquier momento por que él va pensando en mi? No suena tan descabellado, o tal vez si, una locura pensarán muchos. Pero ¿Qué tal si…?

Así que me he dedicado estos últimos días a llamarlo con la mente… Dios, ¿Tan desesperado estoy?

Creo que si… pero es que, es difícil cuando no sabes como es ser amado, es difícil ir por la calle mirando como muchos se toman de las manos y se besan, y ¿tu qué? ¿te quedarás solo por el resto de la vida? Nah ah, esa no es una opción…

Ummmmm… no pierdo la esperanza en que algún día lo encontraré… Deséenme suerte, la necesitaré.

Publicado hace 1 año

Ahí les dejó, para que vean más o menos de que hablaba con el otro blog… este papucho es Bo Roberts, y solía ser cage fighter, ¿pueden creerlo?

Publicado hace 1 año

Videodiarios…. jeje

No había escrito hace mucho, y comienzo con un problema más…

Hasta hace poco que entré a la universidad y la ansiedad comenzó a subir nuevamente a mi cabeza… Todo está pasando tan rápido que no puedo contener lo que siento…

La segunda semana me tocó hacer una especie de presentación ante el grupo, obviamente no estaba solo, llegué temprano, camino al lugar repasé y repasé lo que iba a decir. Como cualquiera que expondría, me paré frente al grupo, confiado de que saldría perfecto pero…cuando llegó mi turno, al pasar la diapositiva, me congelé, lo que supuestamente diría se quedó en el aire, no sabía, tenía miedo, un miedo terrible, quería salir corriendo, llorar, vomitar, todo a la vez, pero no lo hice.

Como pude me contuve y traté de explicar lo que veía en aquella imagen en la pared… Tenía miedo, y lo repetía constantemente a lo que los compañeros, amables, me decían que me calmara, que todo estaría bien…. y después de un par de minutos (estoy hablando como de cinco minutos), terminé como pude, sudando, apenas y podría respirar… y salí corriendo del lugar…

Me sentí avergonzado, enojado conmigo mismo, molesto hasta la médula. Me sentí asqueado… sabía que aquello pudo haber ido mejor, pero ese miedo incomprensible me paralizó sin más… A decir verdad, lloré un par de minutos, mientras el viento fuerte me golpeaba la cara, aunque suena a telenovela.

Regresé al lugar, a mi asiento, muy incomodo con la situación, a la que atribuía mi estupidez. Regresé a una clase en la que estuve callado hasta el final, buscando una forma de mejorar la próxima vez. ¿Qué podía hacer? Jamás me había pasado algo así, y a decir verdad, es que jamás había tenido que exponer en público… o, bueno, tal vez en secundaría, pero no en prepa, nah… Y es que fue sistema abierto en donde prácticamente yo hice todo por mi cuenta, en donde no había profesores ni compañeros de clase… Y no quería verlo como una excusa. Se de antemano que aquello que pasó estuvo totalmente fuera de mis manos…

Como aquella vez en la primaría, en que me tocó pasar a leer, un concurso de oratoria entre pequeños, recuerdo que aquella vez me sentí bien, igual que ese día en la universidad, confiado, sabía que iría bien…pero… no, nada fue como esperaba, lo peor es que aquella vez, si lloré, lloré demasiado…

No quería que eso pasará de nuevo, nah a… algo había que hacer, pero ¿qué era? Ya puedo hacer amigos con facilidad, me siento cómodo conmigo mismo, me amo como soy—como diría aquella canción—¿Qué era aquello que me retenía ahora? No lo se. Hablo con la gente con facilidad, bromeo con ella de la misma manera, río, juego, opinó en clase… No se me ocurría nada, algo que pudiera trabajar… y de pronto me llegó, un recuerdo vago acerca de un Youtuber, y decía algo así: “Yo era muy tímido (ya se que no aplica del todo a mí), hasta que comencé a hacer videos platicando de cosas que se me ocurrieran”, y entonces me dije “¿Por qué no?”.

Así es, pero no habló de videos que van directo a YouTube o cosas de ese estilo, aun no al menos… comencé con videos hablando del problema por el cual comenzaba aquella ardua tarea de perder la “timidez” o el miedo al público. Y hasta ese momento lo creí conveniente, el único problema llegaba a la hora de hablar de cualquier cosa, y creo que ahí una cosa más que trabajar, no soy espontáneo, no tengo temas de conversación que puedan salir de la nada, había que hacer algo más entonces, y así me di a la tarea de leer noticias, y comenzar a trabajar en eso también, o no se… convertirme a final en una Jane Lynch súper potente que hablará de todo lo que le viniera a la mente, combinar palabras, ya saben que me refiero, y es que no tengo la palabra ahora mismo…. ummmmm…. improvisar, esa es…. improvisar acerca de todo.. improvisar de como esta cosa se parecía a esta otra, o de como aquella otra hacía lucir de aquella manera a esa otra, ya saben… ¡improvisar!.

El caso es que al final he hecho videos en la última semana, platico de cosas de mi vida diaria, de lo que pienso y creo fervientemente, de lo que amo y lo que odio… Y como voy, creo que pronto, igual, haré que alguien los vea y me diga que piensa, ya saben la crítica no se trata de hacerte menos, sino de, a partir de eso, fortificarte… lo que pasa en la red es que la cobardía abunda, y es fácil menospreciar, criticar con palabras y abusos, por que es bien sabido que detrás de una máquina todo es posible…

Y esto es una gran ayuda también, platicarles—aunque no me lean—y saber que probablemente una que otra crítica, aunque silenciosa, es válida en esta grave tarea con la que debo lidiar…

Para finalizar, jaja, tengo tres seguidores en Tumblr, al menos en este blog, y eso es bueno, constructivista… y me alaga… En el otro tengo 80, pero no habló de nada, solo re blogueo fotos de chicos súper candetentes xD jeje, lo seeeee, obvio nada de desnudos, solo modelaje de primera…. uffff… m siento supe feliz, todo se e esta dando, y creo pronto, la persona para mi aparecerá, espero… lo anhelo…

Chao

Publicado hace 1 año

OMFG

La madrugada de hoy tuve un sueño bastante peculiar, de solo recordarlo la piel se muelve de gallina y siento escalofríos…

Verán, realmente lo último del sueño es lo más impactante, y es que realmente de lo demás no me acuerdo: Soñé que en mi casa había una rata negra, llegué a acorralarla con un cuaderno—lo sé—y mi prima la atrapó y se la llevó. Bueno, tal vez no sea tan espeluznante como lo hice ver en un principio.

Desperté como a las cinco de la mañana sudando un poco, sintiéndome incómodo realmente, con mucho pánico. Así que inmediantamente tomé mi teléfono (Ah, esas maravillas modernas), entré al navegador y comencé a buscar que demonios significaba. La mayoría de las respuestas decía o que me iba a morir de peste o que tenía un problebla del cual saldría triunfante, y otras más decían que un aspecto de mi ser era realmente frío. Pero hubo una que un par de horas después me dió una razón, y dice así: “Si sueña que las ratas andan por su casa, le traerá suerte”. Wow, dirán, pero he aquí la razón de todo.

Mi primo me levantó con una llamada para un trabajo de encuestador en el INEGI, que debía entrar y cosas y cosas. El caso es que al final entre a la web del INEGI, introducí mis datos, y al poco rato me enviaron un correo a mi cuenta de gmail. Revisando el correo en mi teléfono—ajaaaa— veo uno de hace dos días (del cual no recibí notificación) que decía así (textual):

________________________________________________________

admision <admision@correo.uam.mx>
21 ago (hace 2 días)
para mí….. y más más más                                                                        

Buenos días:

La UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA te informa que has sido seleccionado en el proceso complementario correspondiente a OTOÑO de 2013.

Por lo cual,  te pedimos consultes los resultados (en la gaceta que podrás adquirir en el puesto de periódicos o por internet), así como el  instructivo de inscripción en la página  de internet http://admision.uam.mx

Te recordamos que los trámites inscripciones se realizarán del  21 al 23 de agosto de 2013 

   
Un cordial saludo

Atentamente
VLRC

Departamento de Admisión
Coordinación General de Información Institucional
Universidad Autónoma Metropolitana. Rectoría General

_________________________________________________________
Y ahí, aquel significado de la rata en mi sueños…

Me sentí totalmente perplejo, por que si no mal recuerdan ancíaba entrar a la UAM con toda mi alma, después de ver los resultados  de la primera ronda me encontraba devastado, muy deprimido… Mi primo me mandaba mensajes acerca del empleo y lo único que pasaba por mi cabeza era: “Dios, hoy es 23”. me encontraba alarmado, feliz, quería saltar y a la veaz llorar, ya no pensaba en el empleo, ni en la UACM, solo había algo en mi cabeza y era, tengo que ir a inscribirme a la UAM.

Como pude llegué al baño, me metí a la ducha, y el agua estaba tan fría pero no la sentí hasta después, con risas modulé el calor y me talle lo más rápido posible, solo quería llegar antes de que fuera demasiado tarde.

Abrí el correo nuevamente, revisé los papeles y me lancé cerca de las diez de la mañana a algún café internet a imprimir comprobantes. La línea de captura para el pago había caducado, me entró pánico, quería llorar, odié a gmail y a mi teléfono por no haberme avisado de aquel correo con anticipación. SIn más me dí a la tarea de llevarme dinero para ver si podía pagar allá, llevaba esperanza de que así fuera, y entonces otro pensamiento nubló mi mente, mi visión: “El maldito certificado de prepa se encontraba ahora en las oficinas de la UACM” y probablemente no me lo darían hasta después… ¿Estaba frito a caso?

Al llegar a la parada y esperar a que pasara el caminón, me temblaban las piernas, con una gran sensación de llorar, y volver el estómago, y el condenado autobus no pasaba, me moría por que ya eran las once, así que tomé un Taxi y le dije que me llevará al Metro CU. Camino allá, sentado en la parte trasera de aquel auto, no dejaban de temblarme las piernas ¿perdería mi lugar por un estúpido correo?, o ¿acaso mi estupidez de haber olvidado la publicación de la lista complementaria arruinaría mi vida? Escuchaba el tintineo del taximetro, iba demasiado rápido, me estaba cobrando de más, pero a mi solo me importaba llegar a la escuela y comenzar a escribir—de nuevo—mi futuro.

El condenado taxista me cobró 90 pesos, que le aprovechen me dije. Y corrí al edifico A. En una ventanilla que decía “Inscripción de lista complementaria” se encontraban unas cuantas personas, ansiaba mi turno y cuando por fin llegó, me acerqué y la chica amablemente me dijo “¿qué necesitas?”, me encontraba muy nerviso pero por fin pude decir algo y fue “Jeje, perdona, esque apenas hoy vi mi correo y decía que necesitaba traer el (estupido) pago, pero no me dejó imprimir la línea de captura y…”, “Si, no te preocupes”, tomó una ficha, anotó 257 pesos a pagar me la dió, me dijo en donde debía pagar y dijo que pusiera mi matrícula, nombre y la carrera a la que iba. Un problema menos.

Mientras lo hacía formulaba mi siguiente pregunta que iba así “Como no salí seleccionado en la primer ronda, me inscribí en la UACM, y allá esta mi certificado, ¿habrá forma de traerlo después?”. Y se lo dije,y ella, muy amablemente me respondió: “Firmas una carta compromiso y lo traes después”. Fui a pagar y regresé.

Dios mío, aquellas fueron las palabras más mágias que jamás allá escuchado. Me sentía volar, super feliz…

Al final dejé mis papeles, me tomé mi foto, firme mi carta compromiso, y regresé con la chica que me indicó que debía hacer después, y que me dijo que ya estaba dentro… y en seguida le comencé a contar mi aventura, desde el sueño. Parecía algo aburrida pero no me importaba, estaba dentro y eso era lo que importaba…

ESTOY EN LA UAM XOCHIMILCO, Y ESO ES LO QUE IMPORTA

Publicado hace 1 año

Dreams

Los sueños nunca mueren, tal vez se tranformen y se vuelvan un poco más reales… Mi sueño siempre fue hacer algo más de mi vida… y puedo decir, con plena confianza, que se está haciendo realidad. Salí de la prepa por que me odiaba, lo que era. Pero en mi siempre quedó esa espinita. Era buen estudiante en secundaria y en primaria, pero en prepa me volví la persona más holgazana del mundo, o al menos de mi familia… antisocial, me escondía en las canchas todo el día, y reprobé varias materias. No tenía amigos y eso me mataba… Hasta que decidí simplemente dejarla (fui un tonto, lo acepto).

Mi padre me metió a estudiar una carrera técnica la cual terminé… soy, segun mi diploma un OPERADOR DE MICROCOMPUTADORAS, y, bueno, soy bastante bueno con las máquinas. Siempre creí que eso sería todo, pero dentro de mi, mi alma deseaba algo más grande…

Pasarón los años y en 2008 me metí a estudiar el bachillerato. Mi padre creía que era una perdida de tiempo, YO creía todo lo contrario. Y con todas las ganas del mundo, hice mi examen y me quedé en el POLI, o bueno, en un CECyT, en el número 4… Me dije “Esta vez será todo diferente”… pero no lo fue. Comencé bien el año pero mi fantasma me perseguía a donde fuera, yo mismo, mi verdadero yo no podía salir, no lo permitiría, y eso lo echo a perder todo… Con pocos amigos, llegué a 3er semestre, y me fuí, aunque debo decir que hice uno que otro buen amigo…

Me fuí un tiempo a Celaya pero la espinita de ser mejor seguía ahí. Trabajé en Suburbia como cajero por tres meses hasta que me decidí (¿otra vez?, si, otra vez) pero esta vez opté por algo con menos contacto humano: PREPA ABIERTA, la comencé y mientras trabajaba en el INEGI, estudiaba, día y noche para los exámenes, sin asesorías ni ayuda alguna… todo de manera autodidacta… terminé en dos años, de 2009 a 2011, y salí con un promedio descente: 8.0 xD.

Trabajé en varios lugares, pequeñas empresas, casi tiendas de esquina. Hasta que cumplí 27 años y dije mi verdad (como Niurka xD). Mi perspectiva de la vida cambió. Ahora quería más. Siempre me asustó pensar que mi futuro estaba probablemente en unatienda Walmart, cobrando mercancía como robot… Sabía no…
 Quería más, ser un profesional, con un trabajo descente y demás. Y así comencé a buscar preguntas en Yahoo Answers del tipo ¿Con 27 años puedo estudiar una licenciatura? (ellos todo lo saben), buscaba simplemente la aprobación, y la conseguí. Todas las respuestas decían que jamás era tarde para aprender, y así me dí a la tarea de de juntar dinero y apartar examenes en las escuelas más prestigiosas de México (UNAM y UAM), solicité carreras como Historia en la UNAm y Psicología en la UAM, y…. me puse a investigar más opciones de universidades públicas en caso de que simplemente no quedará seleccionado, y encontré la UACM, con 10 años desde su creación, con grandes profesores según leía… su sistemde selección no se basaba en hacer algún examen, te inscribías y si salías sorteado estabas dentro. Escuché muchos comentarios negativos y muchos otros positivos, pero fue uno el que me animó a incsribirme y decía más o menos así: “La escuela puede formar al alumno, pero la única cosa que forma al alumno es el alumno mismo”, y, en pocas palabras, quién tiene ganas de estudiar, en donde sea la arma… aunque mi meta era la UAM…

Cuando al final llegaron los resultados, los de la UNAM no fueran satisfactorios, aunque cerca de quedar, y los de la UAM, me mató ver mis porcentajes, que aunque no tan bajos, simplemente con verlos allí, posteados, me hiceron llorar, estaba descepcionado…

Triste, sin camino que seguir me dí por vencido… y entonces la ví, a hoja con cierto número de perticipante en la UACM… sabía de antemano que salir sorteado era igual o más difícil que un examen, pero que podía perder… y entonces, allí estaba, mi folio, seleccionado en el campus San Lorenzo para la Ingeniería de Sistemas Electrónicos Industriales (que yo seleccioné por supuesto). Pensé que probablemente mi camino no estaba en la UNAM y mucho menos en la UAM, que por algo mi folio esta impreso en aquella página PDF, en una escuela con buen nivel…

Y hoy, 19 de Agosto de 2013, fue el primer día… hoy me sentí enteró, lleno, feliz… ahora solo hace falta terminar…

Hoy, fue el primer día que formará los muchos años que me quedan de vida, y que, con suerte, me ayudará (y los que siguen) a encontrar a ala persona para mi…

Publicado hace 1 año

We Love 60s

Siempre he tenido esa espinita de escribir, lo hago a veces aunque no soy muy bueno, me defiendo poco… Para muestra, les dejo este sueño tan raro que tuve convertido en una especie de mini novela, que se yo… La historia o el sueño es acerca de mi, un viaje algo raro, y un chico, gente, gente mala…

_________________________________________________________

Desperté en un lugar extraño, aunque, bueno, no lo era del todo, era mi hogar. Pero el ambiente era diferente, me sentía pesado, incluso el aire que respiraba se sentía añejo, diferente. Estaba en mi cuarto.

Me atreví a bajar las escaleras, sentía un miedo indescriptible. No escuchaba absolutamente nada, y en este punto el blanco y negro con que se me presentaba este mundo estaba siendo absorbido por mi de una manera muy natural, incluso ver los tonos de gris de mis manos, el susto iba pasando y disminuía conforme más miraba.

Escucho un sonido que proviene de la sala, ¿que podrá ser?, me pregunto. Gran sorpresa me llevo cuando veo a mi abuela fallecida hace dos años, pero mucho más jovial a la última vez en que la ví. Tendría sus cuarenta años tal vez.

—¿Nacho?—me llama, y entonces el miedo regresa, ella no me conoció sino hasta que tuvo sus sesenta años, tal vez—,dile a tu padré que venga a comer.

Y allí estaba él, sentado en el porche de la casa, joven claro, de unos diez años tal vez, leyendo una clase de revista para adultos de época. Esto se tornaba cada vez más extraño, ¿es que he viajado en el tiempo? No, eso es una locura, eso es científicamente imposible. Alguna vez lo habría pensado y había llegado a la conclusión de que si eso fuera posible, yo ya no estaría aquí para siquiera verlo, o experimentarlo. Pero ni con todos esos pensamientos sobre el viaje en el tiempo me explicaba como es que estaba viedo a mi padre, de diez años, sentado en aquel viejo banco, leyendo aquella revista.

—Nacho, es que ya le has avisado— repitió mi abuela.

Mi padre se levantó de aquel banco, me miró, dejó la revista, atravesó el mosquiteró. Caminó y sin mirarme más, me pasó de lleno. Al llegar a donde la abuela, volteó una vez más, me miró y dijo:

—Será mejor que dejes de hacer lo que haces, no es bien visto… aún…—se giró y se desapareció de mi vista.

Esto era cada vez más raro. Un sueño. si eso debía ser, un sueño. ¿Cómo podrías explicarte el hecho de que ellos fueran tan jovenes? O ver las cosas en blanco y negro cual película de cine de oro mexicano. Un sueño. Me encuentro enforzándome por despertar sin exito. Una y otra vez cierro los ojos sin éxito, ninguno de aquellos ejercicios de meditación me sirven aquí.

Finalmente tomo la decisión de dejar aquel lugar escalofriante. Camino por mi calle y me encuentro a varias personas, vecinos, y ninguno de ellos dice nada, solo me miran, y en serio que lo hacen con desprecio. No puedo explicar que hay con todo esto.

Y entonces lo veo. El chico más hermoso que jamás he visto, por los grises de cabello puedo darme cuenta que es rubio o cerca, el claro de sus ojos me miran, sin parpadear, y me llama con un gran sonrisa en la cara.

—Hola—digo, dudando un poco—.

—Creí que jamás llegarías—me dijo, sin chistar—, llevo esperando cerca de media hora— se acerca y me abraza.

La fuerza de su abrazo, el calor, el aroma que el chico emanaba de su cuerpo, todo era mágico, si esto era un sueño, en estos momentos deseaba que jamás terminará. Me era imposible creer. ¿Cómo era que este chico tan hermoso me conocía? ¿Qué lo llevaba a abrazarme de esa manera? A sonreirme… su sonrisa, su mirada…

Se aparta y me mira una vez más. 

—¿Estas listo?— pregunta.

—¿Listo para qué?

—Tonto. 

Me toma de la mano y me lleva con él. Ese fue uno de esos momentos en que todo va en cámara lenta, en que comienzas a visualizar las cosas más bellas jamás creadas, paisajes y demás. Él caminaba ligeramente por delante de mí y de pronto todas esas mariposas y arcoiris—aunque en blanco y negro—se nublan conforme avanzamos, cuando las personas nos miran, y hablan entre ellos. Puedo escuchar claramente lo que dicen “RAROS”, “MARICONES”. Y eso no hace más nublarme el corazón, y mi visión del chico de mis sueños.

—No los escuches, a la gente jamás la podrás complacer, y no tienes que intentarlo siquiera—me dijo mi amigo, y lo amé más, sin saber por qué, pero lo amé.

Al fin llegamos a un antrillo. “We Love 60s” decía su letrero que iluminaba la calle completa. «Así que estoy en los 60s» me dije. Entramos. El ambiente de aquel lugar aunque no tan extraño como el de mi casa en escala de grises. Más que un antro parecía un bar, no, no parecía, era un bar. Varios tipos nos vieron entrar y aunque no hablaron nada, sus miradas lo decían todo. Pero aquí estaba con mi amigo, de la mano, ante todos ellos. Nos dirijimos a la barra, y el cantinero amablemente nos ofreció una bebida. La musica seguía tocando en el fondo y todos los “comensales” o como gusten llamarlos volvieron a lo suyo. 

De pronto me encuentro riendo casi a carcajadas con Gabriel—supe su nombre solo por que sí—reíamos y nos mirabamos con amor, ya no en la barra, estabamos en una mesa. Había varias parejas bailando en el centro del lugar, una señora con un vestido blanco de puntos disfruta cuando su pareja, un señor algo calvo, la mece de un lado a otro a ritmo de Los Locos del Ritmo, era increible. Siempre me pregunté como sería haber nacido en una epoca pasada, y aunque esto probablemente no era nada comparado con la realidad de aquel entonces, se acercaba mucho a como yo creía que era.

Gabriel me señala a un grupo de mujeres que sostenían su copa brillante con algun licor en ella, y otras con cigarrillos encendidos en sus bocas. Era como un sueño hecho realidad. Estaba viviendo en el lado “loco” de los sesenta. Pero algo estaba mal, y es que desde que entramos a este lugar, tres tipos no dejaban de mirarnos, miradas hostiles.

Poco a poco We Love 60s se fue vaciando, hasta que quedamos Grabiel y yo, y el tipo de barra.

—Aquí es donde decimos adios…por ahora…—me dijo Gabriel, se levantó, y se fue. Por más que quise seguirlo, algo me lo impedía.

Esto era diferente, no sentí tristeza alguna al verlo marcharse. Como si estuviera esperandome en algún lado. Real o imaginario. En vida o en sueños. O quien sabe…

Me levantó para ir al baño. Todo se torna oscuro, y de la puerta entran los tres tíos, y esta vez realmente puedo sentir su odio, grande, tan grande que opaca toda luz en la habitación. Grito, pero me es imposible. El tío de la barra se había ido del miedo, quiero creer.

—Así que te gusta el pene, maldito maricón—dijo uno de ellos, el más grande, mientras agarraba su miembro sobre el pantalón, moviéndolo de arriba abajo.

Al tiempo que otro, uno calvo de unos 30 años, saca una navaja de su bolsa trasera, y el filo de aquella arma brilla con una luz macabra.

El otro tipo esta recargado en los fregaderos, con una sonrisa grande, sus dientes perlados perdían encanto debido a su risa malevola. tenpia otra navaja que pasaba por sus uñas quitando la mugre que allí habitaba.

A pesar de lo que pasa no siento miedo alguno. Tal vez a uno que otro golpe, por que vamos, ni en sueños seré alguna vez un peleador prefesional, no puedo ni matar una mosca. 

—Acabemos con esto—dice el tipo de los fregaderos, y se avalanza contra mí con navaja en mano. La entierra en un costado de mi estómago. 

Puedo sentir como el frío de su hoja y el calor de mi sangre se arremolinan, pero no hay dolor.

El tío que agarraba su miembro me suelta tremendo golpe en la cara, me revienta el pómulo por que siento como mi sangre tibia corré por mi mandíbula, mi cara da un giro ante el impacto…pero, no hay dolor.

—Matemos a este puto—grita el tercer tío, y se lanza contra mí, su navaja entra directamente en mi espalda, la saca y la vuelve a meter…tres… cuatro veces… y, no hay dolor.

El más grande llena su camisa de sangre. A lo que asqueado grita: “¡Maldita sea! Ahora estoy cubierto con sangre de este maricón”. Se la quita, y vuelve a dar tremendo zarpazo contra mi cara, mientras los otros dos continuán su asalto con sus navajas. Poco a poco mi cuerpo comienza a caer, y las patadas no se pueden hacer esperar, en la cara, en el estómago, en mis genitales, en mi cabeza…

Será mejor que dejes de hacer lo que haces, no es bien visto… aún…

Creí que jamás llegarías…

Podía escuchar sus voces mientras me desvanecía, no había dolor, solo sentía una tristeza enorme, quería salir ya de este dueño

Aquí es donde decimos adios…por ahora…

Y veo su cara, una vez más… Gabriel… 

—No los escuches, a la gente jamás la podrás complacer, y no tienes que intentarlo siquiera—

Y duermo…

_________________________________________________________

Ahí fue cuando desperte. Y la verdad estaba llorando, me sentí muy triste, como no tienen idea… 

Me siento muy orgulloso de lo soy, tal vez lo que más me entristeció de mi sueño fue el hecho de que, aunque los tiempos cambian, la gente sigue teniendo miedo a lo que desconoce, y mi sueño es prueba de ello, aunque creo que yo tengo más derecho a temerles que ellos a mi.